Catarsis

Catarsis es una exploración en varios niveles. La primera es una exploración técnica. La combinación o pintura digital que utilizo en mis obras nace del collage, el photomontage y el assemblage; estoy explorando los medios digitales del nuevo siglo para realizar esa mezcla de realidad e ilusión pictórica que rompió la plástica en el siglo veinte en manos de Picasso, Rauschenberg, Warhol, Duchamp. Al combinar trazos de lápiz, acuarela, y acrílico, con fotografía y objetos reales —todo digitalizado y combinado en el computador—exploro los limites de que es realmente la pintura, que es la fotografía, que es el dibujo y hasta donde se funden y se pueden reemplazar técnicamente unos a otros. La segunda es una exploración íntima y personal de sentimientos, emociones y pensamientos, un vistazo interno y a mi alrededor, en que trato de entender mi propia existencia y mi relación con el mundo. En la expresión de esta exploración echo una mirada atrás a los principales movimientos del siglo XX: el surrealismo, la abstracción pura, y especialmente el expresionismo abstracto, tomando prestados aquellos conceptos que necesito y abordándolos con una mirada post-moderna. Voy construyendo así un lenguaje visual propio con elementos como brochazos contundentes y burdos, trazos sueltos, puntillas, cadenas y otros—cada uno con un significado muy claro para mi—que me permiten darle voz a esa Catarsis a la cual se refiere esta serie. La tercera es una exploración del otro. Esta serie se exhibe sin títulos, pues es el aporte personal del espectador lo que completa mi obra. Pretendo así captar vistazos de hasta donde resuena mi visión y mi expresión en la psiquis de quien ve mis obras. Funcionan así mis cuadros como una especie de prueba Rorschach, en la cual el espectador infiere algo de ellos dependiendo de lo que él mismo carga en su interior.